Audiotecno

* Tecnologías analógica y digital de sonido    * ¡No a la Obsolescencia Programada!
TECNOLOGÍAS ANALÓGICA Y DIGITAL DE SONIDO
  Equipo stereo de sonido 3 en 1 National SS-10000, consta de: Tornamesa automático, grabadora de cassette, sintonizador de radio de 4 bandas (AM, FM, SW1, SW2) y parlantes. Entrada auxiliar para conectar lector de CD. Amplificador: loudness (incrementador de bajos), balance, bass, treble. Potencia de 144 W RMS (reales). Indicadores LED. Entradas para micrófono y audífono. Buena calidad, potencia y fidelidad en el sonido. www.panasonic.com

De la supresión de ventanas de los decks de cassetes a la supresión de los decks
El cassette, denostado por "su mala calidad de sonido", fue injustamente calumniado con ello porque, por el contrario, se caracteriza por su excelente calidad de sonido Hi-Fi (Alta Fidelidad), especialmente el de cinta de cromo o cinta metálica.
Al igual que el disco de vinilo, las mentiras contra el cassette tuvieron una finalidad comercial y consumista: convencer al público de que deseche la tecnología analógica y la cambie por la digital. Millones se dejaron engañar y vendieron o regalaron sus cassettes y discos LP.
La supresión no fue de golpe sino gradual: a comienzos de la década de 2000, poco a poco, las radiograbadoras, walkmans y equipos de sonido (minicomponentes) empezaron a hacerse con los decks (puertas) del cassette con las ventanas pequeñas, semicerradas o con el acrílico (plástico transparente) muy oscuro, de tal forma que el cassette resultaba difícil o imposible de ver. Después aparecieron modelos con los decks del cassette totalmente opacos, sin ventanas, como si quisieran disimular la presencia del reproductor y/o grabadora de cassette.
Qué gran diferencia con las grabadoras, radiograbadoras, walkmans y equipos Hi-Fi de las décadas anteriores, en donde la ventana es lo suficientemente grande y tiene un acrílico limpio, a través del cual el cassette se ve con toda facilidad y comodidad, sin ninguna dificultad.
Pero el cierre de los decks era una desventaja en el aspecto estético, práctico y funcional, pues al no poder ver el cassette introducido para escuchar o grabar, no era posible ver el avance y posición de la cinta. Esta molesta incomodidad de escuchar el cassette a ciegas, sin verlo, causó desgano por usar cassettes. Se sospechaba que era una estrategia comercial para fomentar el abandono del cassette y hacer que el oyente lo cambie por CDs o archivos MP3.
Pareció haberse confirmado que eso había sido una astuta estrategia comercial de marketing y preparación mental para hacer "desaparecer" el cassette cuando el año 2013 aparecieron los primeros equipos de sonido sin grabadora de cassette, solamente con radio, reproductor de CD, lector de USB y grabador de USB para almacenar música en MP3, que es el formato standard de archivo digital de música bajada de Internet.

Minicomponente Samsung Max-ZS720, consta de: reproductor de CD, sintonizador de radio AM/FM, grabadora de doble cassette y entrada auxiliar. Se le mejoró su aspecto y funcionalidad abriendo ventanas en los decks de cassettes... y la apariencia de obsoleta (sólo apariencia) de la "cassettera" se desvaneció.  www.samsung.com

Ventanas de los decks de cassettes
¿Por qué al hablar del cassette se dice que era usado en el tocacassette del auto y pasaba los veranos en la guantera, malográndose con el calor del sol? No todos le dieron ese mal uso.
Tanta importancia como la vivencia mayormente mencionada de escuchar y ver el disco de vinilo girando en el tornamesas la tiene escuchar el cassette y ver, a través de la ventana del deck de la radiograbadora o el equipo de sonido, los carretes de cinta girando, uno de ellos vaciándose y el otro llenándose de cinta poco a poco; en el tocacassettes del automóvil no se podía experimentar eso porque era una ranura en la cual el cassette era insertado transversalmente en posición horizontal, y se lo escuchaba, pero no se lo veía.
Lo óptimo es que los decks de cassette de audio y las videograbadoras VHS sean como los de las décadas de 1960, 1970 y 1980: con una ventana para ver el cassette, el avance y posición de la cinta, y cuánto falta para que se acabe la cinta; esto último es importante, especialmente cuando se está grabando. El contador de cinta y el de tiempo son una ayuda para orientarse, pero aún así no hay mejor forma que viendo directamente el cassette. Por ello, la carencia de ventana del deck le da una apariencia de fea y obsoleta a la grabadora de cassette, aunque realmente no lo sea y además se haya dado en los equipos de sonido más modernos.
La solución del problema de los decks de cassettes sin ventanas en los minicomponentes es muy sencilla: abrir las ventanas con un taladro o un cautil; esta labor se puede hacer de forma casera o solicitarla en un taller de servicio técnico. Naturalmente después de hacer la ventana no se la debe dejar hueca sino cerrarla con una lámina de acrílico, como si fuese de fábrica, que es como debería haberse fabricado. Esta corrección le quita la apariencia de obsoleta a la grabadora de cassette, da comodidad y evita abandonar el cassette, que pese a las campañas marketeras es un buen formato de almacenamiento y reproducción de música.
Por todas estas razones... ¡que vuelva el cassette, así como volvió el disco de vinilo!

Minicomponente Crown CR-800DVU, consta de: Sintonizador de radio AM/FM, grabadora de doble cassette, entrada auxiliar y reproductor de CD y DVD.    www.crownaudio.com

Estabilizador para tocacassettes (cubre-etiquetas no recomendable)
Es una pieza rectangular opcional que se coloca dentro del deck del cassette para estabilizarlo, con lo que dizque el cabezal lee mejor. Posee una ventana que permite ver los carretes, pero no la etiqueta; el estabilizador la cubre e impide que se lea el título del cassette insertado.
En resumen: el estabilizador de disco de vinilo (clamp) y el de cassette tienen en común la finalidad de estabilizarlos, pero también el inconveniente de cubrirles las etiquetas.

Venta de discos y tornamesas
* Discos Eternos: Av. Benavides 477 Tienda 110 (Miraflores) Teléfono: 963753152
www.facebook.com/discos.eternos-320961754682973

* Electrónica Óscar - El Palacio de las Agujas: Jr. Paruro 1141, stand 18 - Lima. Venta de tornamesas, agujas, pastillas, amplificadores para DJs, micrófonos, transformadores, cables.
* Galería de Discos de Vinilo (Ex-Colmena): Jr. Quilca 336 y 376 (entre jr. Washington y av. Wilson) - Lima, Perú. Venta, compra y pedidos de discos de vinilo (LPs 33, 45 y 78 r.p.m.) y cassettes.www.youtube.com/discosdantealor


* Music Box Store: Av. Benavides 347 Tienda 38 - Lima 18 (Miraflores) Teléfono: (01) 3290263 www.facebook.com/musicboxstoreperu
* Old Box Store: Av. Larco 1036 Oficina 101 (Miraflores) Teléfono: 4451050 www.facebook.com/oldboxstorevinilos
* Plásticos Ucayali: Jr. Ucayali N° 689 - Centro de Lima
* The Colmena Store: Asoc. Vivienda Los Cedros Mz E Lote 10 Carabayllo - Lima www.facebook.com/thecolmena


Conexiones del tocadiscos a un equipo de sonido
Conexión básica de un tornamesa para equipo de sonido: Este tipo de tocadiscos no posee pre-amplificador propio. Por ser el origen de la fuente de audio un material piezoeléctrico que genera una señal eléctrica muy débil, no tiene las mismas características de amplificación que cualquier otra fuente de audio, necesita de más amplificación y además necesita compensar los sonidos graves que están extremadamente debilitados.
Por ello se requiere dos parlantes stereo y un amplificador; con esto de hecho ya se está armando un equipo de sonido por componentes. Se le puede añade otros más como ecualizador, deck de cassette, reproductor de CD y lector de memorias USB, se obtiene como resultado un sistema de componentes stereo.

Hitachi PS-8, tornamesa para equipo de sonido o sistema de componentes. Fonestar TC-8A, pre-amplificador.

Conexión de un tornamesa para equipo de sonido a un minicomponente: Si se conecta con un cable stereo el tornamesa por la entrada auxiliar de un minicomponente (AUX), es muy posible que el sonido salga muy débil por los parlantes. Su voltaje de salida es mucho menor que el de otros dispositivos periféricos como reproductores de CD, reproductores de cassette y consolas de videojuegos. Aunque las entradas parezcan iguales, conectar el tocadiscos para equipo de sonido directamente a la entrada RCA estándar auxiliar (AUX) derivará en una salida de sonido muy débil, si es que incluso se llega a escuchar algo; esto se debe a que este tipo de tocadiscos no posee pre-amplificador propio. La salida del tocadiscos debe ser amplificada a un nivel cercano a los 150 milivoltios (mV) antes de llegar al equipo. Para ello, entre el tornamesa y la entrada auxiliar AUX del minicomponente se debe conectar un adaptador de Phono-AUX llamado pre-amplificador de tocadiscos o phono.

En la toma Phono se conecta el tocadiscos. No se debe conectar otro tipo de componente al adaptador, ya que es una entrada con un pre-amplificador para la baja señal de los tocadiscos; si se conecta otro aparato saldrá mucho ruido o distorsión.

Conexión de un tocadiscos stereo portátil a un minicomponente: Este tocadiscos incluye un pre-amplificador y se lo puede conectar con un cable stereo directamente a la entrada AUX. Este tocadiscos es con parlantes externos o con parlantes incorporados. De hecho, el sonido es mejor y más potente por los parlantes del equipo, que es el objetivo de esta conexión.

* Tocadiscos stereo portátil con parlantes externos distanciables: Este tocadiscos tiene dos tomas RCA de salida de audio para conectar los parlantes externos con los que viene. Si se desea conectarlo al minicomponente en vez de utilizar los parlantes externos, la conexión se realiza por dicha salida de audio del tocadiscos a la entrada AUX del minicomponente.
* Tocadiscos stereo portátil con parlantes incorporados: Es posible que este tocadiscos no tenga salida de audio; en tal caso se lo puede modificar añadiéndole una. Para ello se debe añadir al tocadiscos una toma stereo de salida de audio (o un par de tomas RCA, roja y blanca) y conectar internamente mediante cables a dicha salida los parlantes propios del tocadiscos; el parlante derecho se conecta a la toma roja y el izquierdo a la blanca. Se debe instalar un switch de conmutación de 6 patillas entre la salida de audio a los parlantes del equipo y los parlantes incorporados del tocadiscos para que se pueda optar entre uno u otro par de parlantes.


Diagramas para instalar la salida de audio en un tocadiscos stereo con parlantes incorporados y para construir en forma casera el conmutador de audio entre el tornamesa y el lector USB para entrada AUX. El sonido stereo es transmitido por dos canales: el derecho (right, color rojo) y el izquierdo (left, color blanco); en ambas fuentes de señal (sonido) hay un cable común, tierra (color negro). Al conectar el cable a las partes metálicas de las tomas (hembras) o enchufes (machos) los cables pelados se unen por ser un punto común y representan tierra.



Instalación de lector de memoria USB en el equipo de audio
Muchas personas han descargado música de Internet en formato MP3 al disco duro de la PC y desean escucharla en su equipo de sonido, pero no pueden porque fue fabricado antes del boom del MP3 y el reproductor de CD del equipo sólo toca CDs de audio convencional, pero no lee música en MP3 guardada en CDs; además el equipo tampoco posee lector de USB.
Además puede darse el caso de que el equipo tenga sus otras funciones limitadas que lo hacen casi obsoleto: el reproductor de CD deteriorado e incompatible con MP3 y la grabadora de cassette averiada, sólo quedando en buenas condiciones el sintonizador de radio.
La solución es trasladar toda la música en MP3 del disco duro fijo de la PC a las memorias USB (discos duros portátiles llamados también pendrives), e instalar en el equipo de sonido una tarjeta lectora de memorias USB para que pueda tocar la música en MP3 almacenada en las memorias USB. El equipo debe tener función o entrada auxiliar para que sea posible la instalación. Con la cual estos equipos casi obsoletos se modernizan y ya no tienen nada que envidiar a los equipos que vienen con este sistema incorporado, pero a un costo muy elevado.
El lector USB incluye una pantalla visualizadora, viene con un control remoto para seleccionar las canciones y te permite: añadir esta tecnología a tu equipo de sonido, que toque la música en MP3 que bajas de Internet y guardas en memorias USB, y personalizar tu música preferida.
La música en MP3 se selecciona con el control remoto del lector de USB; en la pantalla se visualiza el número de la pista, track o canción, y el tiempo que transcurre, pero no se ve el título de la canción ni la carpeta donde está ubicada; estos elementos deben tenerse escritos en papel, de modo similar a las listas de las canciones de los discos LP, cassettes y CDs. A cada canción se le asigna automáticamente un número correspondiente, pero dicho número está sujeto a variación, según se vaya añadiendo o quitando canciones a la memoria USB.

Conexión exterior del lector USB a un equipo de sonido que no tenga zona libre
Si el equipo no tiene superficie y espacio libres, se debe ensamblar el lector USB en una caja cuyas dimensiones se adecúen a las del equipo, a fin de que luzca como un componente natural. La caja debe constar de: lector USB, adaptador de corriente de 5 V e interruptor on-off.
El lector USB recibe electricidad con un adaptador de corriente de 5 V que se instala en el interior de la caja y se conecta al tomacorriente. El audio del lector USB sale por los cables stereo con tomas RCA left-right que se conectan al equipo por la entrada auxiliar.
El adaptador es el que se usa para recargar dispositivos móviles (como teléfonos celulares); al construir el conjunto, el adaptador queda oculto dentro de la caja, excepto la luz LED (si la tiene), la cual se la debe colocar de modo que se la vea en la parte frontal de la caja junto al lector USB y el interruptor; éste sirve para encender o apagar el lector USB.


Minicomponente Philips FW-C30. Consta de: reproductor de CD, radio, grabadora de doble cassette y entrada auxiliar, a la cual está conectado un conmutador de audio entre el tocadiscos Taya PSD-201 y el lector USB Techman. El conmutador sirve para evitar interferencias entre el tocadiscos y el lector USB.   www.philips.com  taya --->  www.toshiba.com  www.toshiba.co.jp  www.denon.com  www.onkyo.com

Detalle frontal de la caja externa del lector de memoria USB. La luz azul a la izquierda es el LED del adaptador de corriente y el botón blanco a la derecha es el interruptor on-off.

En el subtítulo "Conexiones del tocadiscos a un equipo de sonido" se muestra el diagrama para instalar la salida de audio en un tocadiscos stereo con parlantes incorporados. Junto con él se muestra el diagrama para construir en forma casera el conmutador de audio entre el tornamesa y el lector USB para entrada AUX; este conmutador es el más simple, pues se trata de conectar sólo 2 componentes externos a la entrada auxiliar del equipo de sonido, en este caso los componentes son: el tornamesa para tocar discos de vinilo y el lector de memoria USB para reproducir archivos MP3.
En el caso de que se requiera conectar más de 2 componentes a la entrada AUX (por ejemplo tornamesa, lector de USB, PC, reproductor de DVD, videograbadora VHS, etc.) se debe utilizar un conmutador compuesto (múltiple) de audio y más cables stereo, uno por cada componente.


Instalación del lector USB en un equipo de sonido que tenga zona libre
Si el equipo de sonido tiene una superficie libre en la parte frontal que coincida con un espacio libre en el interior, se puede instalar un lector USB de tal manera que la adaptación sea lo más original posible y que no perjudique estéticamente el aspecto del equipo.
El lector USB recibe electricidad con un adaptador de corriente de 5 V que se instala dentro del equipo y se conecta al terminal por el que sale el cable con que se conecta el equipo al tomacorriente. El audio del lector USB sale por el modo auxiliar, pero la entrada AUX sigue disponible para conectar otro componente externo (PC, tornamesa, televisor, DVD, Bluray).
El adaptador de 5 V queda oculto dentro del equipo, excepto la luz LED (si la tiene), la cual se la debe colocar de modo que se la vea en la parte frontal del equipo junto al lector USB y el interruptor; éste se debe conectar entre el adaptador de 5 V y uno de los dos terminales del cable de corriente del equipo, de modo que la luz LED se encienda simultáneamente con el lector USB y esté prendida sólo cuando el lector USB esté prendido. Para que el interruptor sea de fácil acceso se lo debe colocar en la parte delantera del equipo, no en la parte de atrás.

Minicomponente LG F-313. Consta de reproductor de CD, radio, grabadora de doble cassette y entrada auxiliar. Se le instaló el lector de memoria USB, junto al cual están la luz LED azul de encendido (del adaptador interno de 5 V) y el interruptor on-off. La entrada auxiliar del equipo en la parte posterior está disponible para añadirle otros componentes externos.     www.lg.com

Enlaces externos

Las tecnologías analógica y digital pueden convivir y complementarse mutuamente
Nadie puede negar la enorme importancia de la tecnología digital, pues cubre las necesidades que no se pudieron satisfacer con la tecnología analógica. Ejemplos de cómo lo hacen:
* La computación ha revolucionado la forma de trabajar, crear, construir, compartir, etc.* El Internet y la telefonía móvil son una forma total de comunicarse y compartir información.* Las cámaras digitales permiten resultados instantáneos al tomar fotos y filmar videos.
* El MP3 es un archivo digital con el que se puede descargar de Internet la música que no fue posible conseguir en discotiendas o grabándola de la radio en cassettes.
* EL DVD y Blu-ray son formatos de videodiscos con los que se pueden conseguir las películas y videos que no se pudieron conseguir grabándolas de la TV en videocassettes VHS.* YouTube y otros sitios de video permiten descargar la música y el video que no se pudieron conseguir de las maneras analógicas mencionadas en los dos párrafos anteriores.
Como se ve, la tecnología digital es importante. Pero eso no significa que deba reemplazar a la tecnología analógica como si ésta fuese un traste inútil, anticuado y obsoleto, pues no lo es. Es más, se está redescubriendo el valor de la tecnología analógica o vintage, que quiere decir antiguo, pero no anticuado sino de valor y con permanente vigencia.
Ciertamente hay elementos analógicos obsoletos como la sumadora mecánica, el cerebro electrónico (antepasado de la computadora) y el televisor en blanco y negro. Pero ese no es el caso de la tecnología Hi-Fi: tocadiscos, grabadora de cassette, equipo de sonido stereo 3 en 1, videograbadora VHS.
Por ello no se deben botar dichos soportes analógicos (como si no sirviesen para nada) por reemplazarlos por los digitales; quienes no los desean deben venderlos a las casas de compra y venta de equipos analógicos, pues siempre existirán otras personas que deseen adquirirlos, debido a la permanente vigencia que tienen como lo que son, elementos vintage.
Conclusión: Las tecnologías analógica y digital no son incompatibles entre sí, pueden convivir juntas y complementarse mutuamente.
 
En el aspecto audiovisual, un ejemplo de compatibilidad entre los sistemas analógico y digital es un centro de video (centro de entretenimiento): televisor, videograbadora VHS y reproductor de DVD y Bluray.

Videos en YouTube

¡NO A LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA!

   
Obsolescencia Programada, documental de Cosima Dannoritzer.         Tío Sam Basura.
http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-comprar-tirar-comprar/1382261/

Se denomina obsolescencia programada (u obsolescencia planificada) a la determinación, la planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño de dicho producto o servicio, éste se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible.
Se considera que el origen se remonta a 1932, cuando el deshonesto Bernard London propuso terminar con la gran depresión económica de 1929 lucrando a costa de la sociedad a través de la obsolescencia planificada y obligada por ley (aunque nunca se llevase a cabo).
El término sincero "obsolescencia programada" fue popularizado por primera vez en 1954 por Brooks Stevens, diseñador industrial estadounidense que utilizó dicho término como título de una conferencia que dio sobre publicidad en Minneápolis.
La obsolescencia programada consiste en hacer descartable lo que por su esencia no lo es. Se trata de una estafa de ciertos sectores deshonestos de la industria (específicamente de la tecnología digital) que hacen deliberadamente perecibles a los productos que podrían ser durables, con el objetivo de que el usuario los bote y compre otros nuevos que también durarán un tiempo limitado y así se pase la vida, comprando, usando y botando, comprando, usando y botando...
A nivel social y psicológico, la obsolescencia programada despierta en el consumidor la actitud de comprar un producto totalmente nuevo que sustituya al que se le "malogró", marcándole un final de vida útil. Por tanto, el producto con obsolescencia programada tiene una programación secreta de caducidad que hace que, tras un número determinado de usos, deje de funcionar y se le de por muerto, siendo necesaria la reinversión y compra de otro nuevo, fomentando el consumismo y alimentando una cadena económica que no se detiene nunca.

Mecanismo de estafa de la obsolescencia programada
La obsolescencia programada se utiliza en gran diversidad de productos; los digitales son los objetos en los que está con mayor magnitud. Casi todos los componentes digitales de PC, en lugar de ser durables y reparables, son perecibles e irreparables, como la unidad de CD-ROM y DVD, y en el peor de los casos, la impresora y la CPU entera; por ejemplo: si se te malogra la unidad de CD-ROM nadie te la repara, tienes que botarla y comprar una nueva, que tarde o temprano también se te malogrará, por mucho cuidado que le pongas en no darle mal uso.
El procedimiento suele ser el siguiente: uno de los aparatos electrónicos de uso habitual falla; cuando el propietario lo lleva a reparar, en el servicio técnico lo desahucian diciéndole que le resulta más barato comprar uno nuevo que repararlo, pues generalmente el precio de la mano de obra, las piezas estropeadas y el montaje suelen costar un poco más que adquirir uno nuevo; por ello el usuario suele desechar el producto averiado y comprar uno nuevo. Pero aquí lo barato sale caro y lo caro sale más caro, pues el artículo o el repuesto nuevo se malogran porque también te traen “gratis” y secretamente su Obsolescencia Programada.
La raíz del problema está en la industria misma: los reparadores encuentran dificultades como unidades selladas sin tornillos e imposibles de desarmar y rearmar, unidades fabricadas siguiendo un proceso automatizado que, al reproducirlo manualmente con fines de reparación, generan un costo de mano de obra mayor que el costo del producto nuevo, o bien, directamente la imposibilidad de conseguir repuestos, ya sea porque nunca han salido a la venta como tales o porque dejaron de fabricarse según el calendario de obsolescencia programada que siguió la unidad. Es así cómo las consecuencias de la misma perjudican al usuario, pues le hacen perder energía, salud, tiempo y dinero.
En las sociedades antiguas, incluso en otras culturas, se hacía impensable desechar un producto poco tiempo después de haberlo comprado. Hoy a nadie le alarma que un ordenador dure poco menos de 2 años, o que un móvil se estropee a las primeras de cambio; la decisión al respecto es fácil: lo tiro y me compro otro, "más moderno" según me persuade la publicidad. Y así es cómo gira la ruleta capitalista, cómo el sistema subsiste; y para justificar su estafa nos miente diciendo que con ella se crean puestos de trabajo y generando "riqueza" para todos.
Con el objetivo de no perjudicar al concepto de calidad por fabricar productos que duran poco, los publicistas inventaron el concepto de "moda", que hace que sea el propio usuario quien rechace el producto antiguo que posee (aunque no se le haya malogrado) para comprarse uno nuevo, dizque con mejores prestaciones o más acorde con la estética del momento.


El inhumano sistema capitalista
La Obsolescencia Programada es maquiavélica, pues su fin es el lucro económico y su medio es la estafa lenta al público, al cual le hace pagar dos o más veces por medio de "productos basura" y lo obliga a una continua actualización que generen relaciones de adicción a estar siempre "actualizado" (como en el caso del software). Esto redunda en perjuicio para el usuario y en beneficios económicos sensibles para empresas sin ética. No les importa el bienestar de la sociedad ni la conservación del medio ambiente.
El potencial de la obsolescencia programada es considerable y cuantificable para beneficiar al fabricante, dado que en algún momento fallará el producto y obligará al consumidor a adquirir otro, ya sea de la misma marca (mediante adquisición de una parte para reemplazar y arreglar el "viejo" producto o por compra de un modelo más nuevo) o de un competidor, factor decisivo también previsto en el proceso de obsolescencia programada. Para la industria, esta actitud estimula positivamente la demanda, al "alentar" a los consumidores a comprar de modo artificialmente acelerado nuevos productos si desean seguir utilizándolos.
Vivimos inmersos en una sociedad de consumo neoliberal que no persigue otra cosa que la deshumanización del hombre, como también la persigue el sistema que la sustenta y que la creó: el capitalismo; y la obsolescencia programada es un claro ejemplo de ello.
Estados Unidos es uno de los países en donde el consumismo está más arraigado y cada vez más bárbaro y deshumanizado. Producto que se les malogra o que consideran anticuado, producto que botan: muebles, automóviles, equipos de sonido, computadoras, ¡todo! Toneladas de productos son botados a la basura por ellos; en el colmo de la locura, incluso los botan aún estando en buen estado de funcionamiento o casi nuevos, pues tienen la manía por tener lo último en fabricación, como por ejemplo, cada año estrenar un auto del año.
"Un artículo que no se 'desgasta' es una tragedia para los negocios", es la consigna de la sociedad de consumo burguesa, deshumanizada y capitalista y su obsolescencia programada. En otras palabras: "Si fabricas productos de buena calidad y durabilidad nunca serás negociante, y menos si los fabricas con la buena intención de que duren para siempre. El buen negociante es ladrón, saca plata sutilmente al consumidor, lo estafa no a corto plazo, pero sí a mediano y largo plazo; lo estafa lentamente para que no se de cuenta y se deje estafar".
Ese es el concepto deshonesto de negocio que tienen esos forajidos capitalistas, así de ladroncesca y podrida tienen la mente; como se mencionó antes, los muy maquiavélicos tienen como fin el lucro económico y como medio la estafa lenta al público.


El humano sistema socialista
En contraste, en los países del bloque comunista de Europa del Este los fabricantes eran tan honestos como lo fueron los buenos fabricantes de tecnología analógica del bloque capitalista y occidental: fabricaban productos de buena calidad y durabilidad con la plena intención de que duren para siempre. No estaban imbuidos de la inmoralidad consumista capitalista.
Pero desafortunadamente el mal se impuso sobre el bien, y por ello, tras la caída del muro de Berlín y la consolidación de la contrarrevolución capitalista sobre los países socialistas, la maldita obsolescencia programada triunfó sobre el sistema de fabricación honesto. Por eso los capitalistas odian y satanizan tanto al comunismo, por ser honesto y honrado.


Basura tecnológica, consecuencia de la Obsolescencia Programada
Las consecuencias de la Obsolescencia Programada son también catastróficas para el medio ambiente, genera un increíble volumen de desperdicios, están llenando el planeta de millones de toneladas de basura tecnológica que los países ricos ya no saben dónde guardarla. Al basurero tecnológico se le llama también deshuesadero, especialmente el de automóviles.
La chatarra electrónica, desechos electrónicos o basura tecnológica (en inglés: e-waste o WEEE) corresponde a todos aquellos productos eléctricos o electrónicos que han sido desechados o descartados, tales como: ordenadores, teléfonos móviles, televisores y electrodomésticos. La basura electrónica se caracteriza por su rápido crecimiento debido a la rápida Obsolescencia Programada que están "adquiriendo" los dispositivos electrónicos y por la mayor demanda de éstos en todo el mundo, entre otros factores.
La falta de una gestión adecuada de los productos manufacturados que se vuelven programadamente obsoletos constituye un foco de contaminación. Es una consecuencia del inhumano sistema de producción y económico neoliberal, que promueve el consumismo. Por ello, la sostenibilidad de este modelo a largo plazo es discutida.
Para colmo se ha producido una nueva corriente: mandar contenedores repletos de residuos tecnológicos del primer mundo a África. Los blancos europeos y yanquis, cuyos sanguinarios y salvajes antepasados negreros esclavizaban a sangre, látigo y fuego a los desdichados negros africanos, hoy continúan con la agresión racista contra ellos botándoles basura tecnológica; el primer mundo ha convertido a África en su patio trasero y basurero tecnológico.


Botadero tecnológico en Ghana (África), cuyo gobierno no hace nada por evitarlo. Aquí los pobres niños negros hurgan entre la basura tecnológica tirada por los racistas blancos yanquis y europeos, buscando afanosamente si hay material reciclable que valga la pena rescatar.

El problema se basa en la gran cantidad de residuos que se originan actualmente al realizarse este fenómeno una y otra vez, cada día, en todo el mundo. Una gran cantidad de los productos tecnológicos forzadamente desechados no son biodegradables, y el tiempo que transcurre hasta que se considere que ha ocurrido descomposición, al menos parcial, puede ser muy prolongado. Además muchas veces los residuos son altamente contaminantes. Esto incide negativamente tanto en la integridad del entorno como en la salud de sus habitantes.
Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) contienen materiales recuperables, que evitan la explotación de nuevos recursos naturales, y otros que pueden ser inficionantes, de modo que si no se les trata adecuadamente pueden resultar dañinos para el ambiente.
Una de las partes muy preocupantes es la relativa a baterías (o acumuladores) de plomo, invento que remonta a 1889. Debido a su elevado contenido de plomo implica grave peligro para el ser humano y para el ambiente. Respirar polvo o emanaciones de vapor de este metal puede provocar graves perturbaciones para la salud y la muerte, además de perjudicar el entorno, advierte el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente).
Según los cálculos de este organismo internacional, de los 2,5 millones de toneladas de plomo que se generan anualmente en todo el mundo, 3/4 partes sirven para fabricación de baterías, que se utilizan en automóviles, teléfonos y computadoras portátiles o en las industrias.

Tecnología Analógica y su Obsolescencia Falsa o Forzada
La Obsolescencia Programada no ocurre con los buenos productos analógicos de sonido Hi-Fi, como los equipos de sonido, tornamesas, videograbadoras VHS, el disco de vinilo, cassettes y videocassettes VHS, pues fueron concebidos con la plena y buena intención de que duren para siempre, son de buena calidad, fáciles de mantener en buenas condiciones, no se malogran fácilmente, y a diferencia de los componentes digitales de computadoras, se pueden hacer reparar. A pesar de todo eso han sido injustamente revestidos de una Obsolescencia Forzada: los publicistas han engañado a muchas personas convenciéndoles de que el producto "antiguo" que poseen es anticuado, obsoleto. Tal como se mencionó antes, para no perjudicar al concepto de calidad por fabricar productos nuevos "mejores" que los "antiguos" que ya tienen comprobada calidad, los publicistas inventaron el concepto de "moda", que hace que el usuario rechace el producto que posee (aunque tenga excelente calidad y esté en buenas condiciones) para comprar uno nuevo; les lavaron el cerebro a dichos pobres usuarios ingenuos haciendo que desprecien y desechen su artículo antiguo (botándolo, regalándolo o vendiéndolo) para comprarse un sustituto nuevo, dizque con mejores prestaciones o más acorde con la estética "del momento". Los ejemplos más notorios son los artículos de tecnología analógica vintage de audio y video: rockolas, radiolas, equipos de sonido hi-fi, tocadiscos, discos de vinilo, radios, radiograbadoras, grabadoras, cassettes, walkmans, videograbadoras VHS, videocassettes, minicomponentes; a todos estos productos se les calumnió de una Falsa Obsolescencia.
Es así cómo la industria estafadora del marketing y la Obsolescencia Programada ha mentido, haciendo creer que el sistema analógico es algo obsoleto, anticuado, y que debe ser botado.
Se quiso hacer desaparecer a los sistemas analógicos de audio y video porque permiten grabar y compartir sonido y video de los discos, radio y TV (discos de vinilo, cassettes, videocassettes VHS). De modo similar la DRM (Digital Rights Management, Administración de Derechos Digitales) quiere hacer desaparecer a los sistemas digitales que permitan guardar sonido y video de Internet, TV, USB, CD, DVD, Bluray, etc. En ambos sistemas, el objetivo egoísta es el mismo: impedir la posiblilidad de grabar, guardar y compartir música y video.
La mentira de que lo digital es siempre mejor que lo analógico es también un pretexto, pues los mismos formatos digitales compiten entre ellos, tanto en hardware (soportes CD, DVD, Bluray, USB, SD, etc.) como en software (archivos *.cda, *.wav, *.mp3, *.avi, *.flv, *.mov, *.mp4, etc.).
Otro motivo para instar a la gente a que cambie lo analógico por lo digital y después cambie lo digital por lo digital es la finalidad comercial. Ya no saben qué inventar para sacar plata al público a punta de tenerlo comprando, usando y botando, comprando, usando y botando...
Pero felizmente se está descubriendo la estafa y la mentira de la Obsolescencia Programada o Forzada. Simultáneamente se está redescubriendo el valor del mundo analógico, y por eso es que se le conoce con el nombre afectuoso de "tecnología vintage", término para designar cualquier objeto antiguo (no anticuado), de diseño artístico y una factura de calidad.
Hay también artículos digitales que no adolecen de Obsolescencia Programada, como el monitor de la computadora, parlantes, reproductor de DVD, televisor, equipos de sonido digitales. Todos ellos son reparables, como los analógicos.

Cómo combatir la obsolescencia programada
Los artífices de la Obsolescencia Programada son conscientes de que existe el riesgo de reacción adversa del público si éste descubre que el fabricante lo estafó deliberadamente invirtiendo en diseño para que su producto se vuelva obsoleto; y que en consecuencia existe el riesgo de el cliente recurra a la competencia basando su elección en la calidad y durabilidad.
Esta reacción adversa del público debe ser alentada y convertida en una decidida combatividad contra la Obsolescencia Programada, para lo cual menciono aquí algunos tips:
* No dejarse arrastrar por el consumismo que sus artífices estafadores propugnan.
* Quienes disponen de tecnología analógica no la desprecien, sigan usándola, sin despreciar tampoco lo bueno que hay de nuevo como el DVD o el MP3 para lo que vayan adquiriendo en películas y música bajada de Internet que no pudieron adquirir en los medios analógicos.
* No pretender compulsiva y maniáticamente pasar toda la música de discos de vinilo y cassettes a CD y MP3, ni las películas de videocassettes VHS a videodiscos DVD y Blu-ray. La tecnología digital debe ser un complemento a la analógica, no un total sustituto.
* No botar, vender ni regalar los discos de vinilo, cassettes, videocassettes VHS.
* Tener el equipo de sonido en buenas condiciones, haciendo reparar el tornamesas, los decks de cassettes y el reproductor de CD, en caso de que estén averiados.
* Los decks de cassettes sin ventanas les dan apariencia de obsoletas a las "cassetteras" de los equipos más modernos de sonido, walkmans, radiograbadoras y videograbadoras VHS; la solución es abrir ventanas con acrílicos a los decks para que se puedan ver los cassettes; esta labor se puede hacer de forma casera o solicitarla en un taller de servicio técnico.
* No botar un artículo electrónico en caso de que se malogre sino mandarlo reparar.
* No usar y tirar sino COMPRAR MENOS Y REPARAR MÁS.
Existen talleres de servicio técnico especializado para reparar los artículos electrónicos, talleres que son unas verdaderas trincheras de combate contra la Obsolescencia Programada. En ese aspecto, el continente "subdesarrollado" América Latina -por muy despreciado que sea por Estados Unidos y Europa- está más desarrollado que dichas zonas "desarrolladas" del mundo, ya que, aunque por motivos de ahorro económico, saben valorar lo que es bueno, no lo desperdician, reparan los artículos analógicos en vez de botarlos, y también los digitales reparables, como por ejemplo, los monitores de las computadoras y los reproductores de DVD.

Jr. Paruro, centro electrónico de Lima
En Lima (Perú), el jirón Paruro es el emporio tecnológico y electrónico más importante, pues allí hay múltiples galerías comerciales, ferreterías, tiendas y talleres de reparación que venden y reparan toda clase de artículos eléctricos y electrónicos. También es el lugar obligado de concurrencia de los técnicos electrónicos y estudiantes de ingeniería electrónica, pues venden accesorios y repuestos electrónicos. Cualquiera que sea el artículo que se te malogre, en el jirón Paruro te lo dejan como nuevo, todo pitito, y a un precio razonable. Y aquí lo barato no sale caro; por el contrario, lo caro sale barato y lo barato sale más barato.
Ferretería: aislantes, bombillas, cables eléctricos, conmutadores, enchufes, extensiones, fluorescentes, herramientas de carpintería, interruptores, lámparas, linternas, timbres, etc.
Audio y video: antenas, controles remotos, equipos de sonido, lectores USB, reproductores DVD, parlantes, televisores, tornamesas, transformadores, videograbadoras VHS, etc.
Producción musical: amplificadores, afinadores, bajos eléctricos, cables MIDI, consolas de mezclas, guitarras, metrónomos, módulos sintetizadores, monitores de audio, pedaleras multiefectos, portastudios, procesadores de efectos, samplers, secuenciadores, sintetizadores, teclados controladores MIDI, teclados electrónicos, etc.
Artículos de discoteca: máquinas de humo, luces, tornamesas de DJ.
Herramientas para trabajo electrónico: cautiles, lupas, multímetros, medidores de pilas, etc.
Accesorios y repuestos electrónicos: cables coaxiales, cables eléctricos, cables stereo, condensadores, conectores, conmutadores, bobinas, diodos, estaño, fajas, interruptores, LEDs, motores, perillas, plugs, resistencias, tornillos, etc.

Jr. Leticia, recicladero tecnológico de Lima
En Lima, el tecno-recicladero más importante está en el jirón Leticia, entre los jirones Paruro y Cangallo; a diario llegan allí productos desechados, regalados o vendidos por sus propietarios.
Analógicos: radiograbadoras, equipos de sonido Hi-Fi, televisores, videograbadoras VHS, amplificadores, tornamesas, walkmans, parlantes, auriculares, calculadoras, teléfonos celulares, consolas de videojuegos arcade, etc.
Digitales: reproductores DVD, monitores, teclados, mouses, discos duros, unidades de CD-ROM y DVD, impresoras, tarjetas madre, memorias RAM, unidades de diskette, parlantes de PC, fuentes de poder, consolas de videojuegos Nintendo, Playstation, etc.
Todos estos productos llegan como basura tecnológica y son reciclados, reparados y quedan como nuevos; con los componentes de las computadoras ensamblan nuevos productos y los ponen a la venta en las tiendas y galerías comerciales que están a lo largo de esta calle. Por supuesto, también venden productos tecnológicos nuevos.

La Obsolescencia Programada en la iluminación
El primer ejemplo de Obsolescencia Programada es la bombilla. En el año 1924 se creó el primer cartel mundial para controlar la producción de bombillas denominado Phoebus, que redujo la competencia en la industria de las lámparas incandescentes durante 15 años, y fue acusado de haber prevenido avances en la tecnología que podrían haber llevado a la producción de bombillas de una duración mayor. Redujo el tiempo de duración de la bombilla de 2500 horas a 1000 horas, deviniendo en una duración incluso inferior a la primera bombilla que inventó Thomas Alva Edison (1500 horas). El hecho de que la Obsolescencia Programada surgiera al mismo tiempo que la producción en masa no es una coincidencia, ya que con esta última los precios disminuyeron y los consumidores comenzaron a comprar por diversión, aunque no fuese estrictamente necesario.

Asociación OEP Electrics - Sin Obsolescencia Programada
www.oepelectrics.es
En 1999, el ingeniero industrial español Benito Muros vio la bombilla del Parque de Bomberos de Livermore (EEUU) fabricada en 1901, lo que generó en él indignación al darse cuenta de que los Programadores de la Obsolescencia toman el pelo a la sociedad de forma permanente y premeditada sometiéndola al modelo económico basado en consumir por consumir.
Si en aquella época, con la tecnología existente, ya se podía fabricar una bombilla que durara 100 años, ¿por qué ahora no?, se preguntó el ingeniero, quien se dedicó a partir de entonces a investigar por qué los aparatos electrónicos cada vez duran menos. Luego de observar el bulbo de Livermore, Muros se preguntó cómo era posible que con el desarrollo tecnológico actual la sociedad no hubiese conseguido igualar o superar algo así, y encontró la respuesta en el papel que la Obsolescencia Programada juega en la economía capitalista. Por su buena acción y por sacar al mercado su bombilla, recibió hasta amenazas de muerte.

Movimiento por un Mundo Sin Obsolescencia Programada (SOP)
www.movimientosop.org
El Movimiento Sin Obsolescencia Programada (SOP) es un movimiento ciudadano y plataforma social que busca crear un nuevo sistema en el que los productos estén diseñados y hechos para durar para siempre y que no obliguen a gastar innecesariamente, siendo a la vez respetuosos con nuestro planeta al no seguir llenándolo de basura tecnológica. Se inició en Europa a través de España, pero sus los planes son extenderse a países como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, así como a Estados Unidos (Florida y California).
SOP tiene tres objetivos: a) Difundir qué es la OP y cómo nos afecta. b) Poner en el mercado más productos sin OP para forzar la competencia. c) Aunar todos los movimientos sociales para acabar con el modelo económico consumista y despilfarrador.
Una vez más es apreciable cómo el consumo es el corazón del sistema predominante en que vive el mundo. Las personas "necesitan" comprar cosas porque se les induce a ello, haciéndoles creer que las necesitan y que si no compran no son dueños de nada y por consiguiente, no valen nada. Se han convertido mayoritariamente en un mundo de consumidores, donde la OP y percibida, unidas a la publicidad, invitan a consumir más y más productos de los realmente necesarios, pero éstos son los pilares de la economía actual.
¿Cómo desmontar entonces la locura del usar y tirar? Muy sencillo: No usar y tirar sino COMPRAR MENOS Y REPARAR MÁS.
Si salvamos a la clásica tecnología analógica y a la actual tecnología digital de la detestable Obsolescencia Programada o Forzada, del olvido y la conversión en basura tecnológica, también salvaremos al planeta Tierra de la contaminación y el ahogo por acumulación de esa basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada